Mantenimiento web: ¿Cuánto cuesta? ¿Es necesario para mi web? ¿Qué incluye?

El precio mantenimiento web es una de las dudas que les surge a los propietarios de una página web, es un tema que no suele estar bien explicado y siempre hay dudas sobre que incluye y para qué sirve exactamente. En este artículo se va a explicar de una forma clara para que sirve, a quien puede ir dirigido y los costes de este servicio.

¿Necesita mi página web mantenimiento?

Como se ha dicho anteriormente este artículo se escribe con transparencias, luego la realidad es que una web que no tenga mantenimiento no necesariamente irá mal, es decir se crea una página web y luego dicha web sigue existiendo independientemente de si se realiza mantenimiento web sobre ella o no.

La pregunta debe ir más enfocada a que necesidades que tengo yo como propietario de una web, ¿Necesito realizar cambios en la estructura del contendido o incluir funcionalidades? ¿Tengo tiempo, ganas o los conocimientos para administrar mi sitio a todos los niveles? Estas son las principales preguntas para saber si mi web necesita mantenimiento.

Es decir si tengo una página web estática en la cual no se realizan cambios de ninguna clase, ni a nivel de contenidos, ni a nivel de estructura ni de ningún tipo de funcionalidad extra pues este será el caso en que el mantenimiento web no será estrictamente necesario, es decir la web seguirá en Internet. Si necesitas algo puntual puedes contratar horas sueltas de cualquier diseñador / desarrollador web y aunque en proporción salga más caro a la larga sale mejor de precio. Eso si los cambios y actualizaciones en la web deben ser muy puntuales para que salga más económica esta opción.

En cambio si tú tienes una web con cierto contenido y realizas actualizaciones de contenido, cambios en estructura, ajustes de seguridad… y no tienes tiempo o conocimientos para su administración, es decir, deseas tener una web sin las preocupaciones de tenerla, entonces el servicio de mantenimiento web podría ser tu servicio ideal.

Hay que tener en cuenta también unos factores que sí  afectan  a todo tipo de webs impedientemente de las necesidades de la web, tamaño de la misma o el negocio que hay detrás de ella, requiera o no modificaciones del contenido, es decir (Viene bien a cualquier web):

Seguridad

Todas las webs requieren de ajustes de seguridad ya que de lo contrario corren más peligro que otras que no obtuvieran esos ajustes.

Es decir, si un grupo de piratas informáticos  va a por tu web lo más probable es que conseguirá hacerse con ella a no ser que sea la web del pentágono y aun así se ha conseguido tumbar la susodicha web. En cambio sí se puede estar tranquilo en los aspectos más esenciales, SPAM, ataques de fuerza bruta que son típicos para entrar al panel de administración, copias de seguridad para respaldar todo tu contenido en caso de problemas de servidor o fallos en el código. Ese es el tipo de seguridad que se vende en un servicio de mantenimiento. Si por cualquier motivo la web fuera hackeada podría restaurarse gracias a las copias de seguridad que ofrece un plan de mantenimiento, de esta forma no tendrás que empezar de nuevo a crear otra web con los costes que ello supone.

Optimización SEO

Un servicio de mantenimiento web que tenga un mínimo de calidad debería incluir la optimización para buscadores de todo el contenido introducido en la web. La optimización no es SEO, pero es válida para la correcta indexación del contenido y evitar así penalizaciones en las posiciones de buscadores como Google.

Alojamiento y dominio

Todas las webs requieren de un servidor subcontratado o propio, lo más normal en una web para una pyme es lo primero. Si el servicio de mantenimiento web incluye esto, no te saldrá mejor de precio ya que lo estás pagando mes a mes, pero si te puedes despreocupar de renovar el alojamiento y el domino, además de evitar el tener que buscar la contraseña del hosting contratado para realizar el pago y realizarlo. Esto puede parecer una trivialidad pero si se te olvida y no pagas el servidor te quedas sin web y tendrás que volver a crear otra ya que sin mantenimiento web nadie tendrá la obligación de reponerte la web, ni el diseñador, ni el hosting.

¿En qué consiste el mantenimiento web?

El mantenimiento web generalmente consiste en los siguientes servicios:

– Gestión del contenido (Incorporación y / o modificación del mismo).

– Optimización SEO del contenido (Optimización, que no SEO ya que es un servicio distinto).

– Cambios en la estructura de la web (Columnas, imagen corporativa, creación de páginas).

– Asistencia al cliente propietario de la web (e-mail, telefónica).

– Ajustes de seguridad (Copias de seguridad, SSL, SPAM, intentos de fuerza bruta).

– Renovaciones de alojamiento y dominio incluidos (Hosting seguro y de calidad).

¿Cuánto cuesta el mantenimiento de una página web?

Otra típica pregunta que se hacen los propietarios de una web es ¿Cuánto vale? o ¿Cuánto debería estar dispuesto a pagar?

En función de los servicios que se ofrecen hay distintos precios, estos precios unas veces van enfocados al tamaño de la web y su complejidad, otras a las prestaciones ofrecidas en el mantenimiento  y en otros casos a ambas cosas.

La cuota media de mantenimiento web a día de hoy oscila entre los 20€ y los 60€ al mes, una cuota que ronde los 60€ al mes en adelante ya debería incluir todo tipo de coberturas e incluso informes mensuales sobre los trabajos realizados.

Si la cuota fuera inferior a 20€ al mes ya empieza a ser sospechoso, no quiere decir que no sea verdad, pero hay que tener en cuenta que cualquier trabajo realizado en una web requiere del tiempo de un profesional. Este profesional, además de pagar un alojamiento y un dominio de calidad debe ganar suficiente dinero como para que le merezca la pena realizar cambios y ajustes mensuales en tu web.

Conclusión

En resumen si estás dudando entre contratar mantenimiento web o no hacerlo, lo primero será preguntarte las preguntas esenciales mencionadas anteriormente, luego estar dispuesto a paga por un servicio con unos mínimos de calidad ya que lo contrario es regalar el dinero y por último descansar tranquilo sabiendo que no te tendrás que preocupar lo más mínimo por tu web ya que si has elegido al profesional adecuado tu web estará en buenas manos.